LA LUCIÉRNAGA


Uno de los proyectos elegidos en 2016 para otorgarle una de nuestras becas fue presentado por profesionales de La Luciérnaga de San Francisco.
La propuesta consistió en la capacitación en panificación de un grupo de jóvenes que concurren a la institución junto a profesionales que los acompañan, y la posterior puesta en marcha de una panificadora social, con el equipamiento necesario para tal fin.
 

En su presentación, desde La Luciérnaga explicaron que “el proyecto de Panificadora Social tiene como principal objetivo insertarse en el programa de enseñanza-aprendizaje desarrollado por la asociación, con un propósito motivador de los jóvenes involucrados en el proceso de producción y comercialización de los productos, de tal forma que les permita aprender un oficio y descubrir sus habilidades para crear nuevas expectativas en su futuro, aportando alimentos para las familias, y promoviendo en un futuro la venta de pan a bajo costo para las familias que más lo necesitan en nuestra comunidad. Paralelamente permitirá ser una fuente de recursos propios para la sustentabilidad del proyecto, que le permitan suplir necesidades derivadas de su propósito”.

Los objetivos son varios: Desarrollar un proceso productivo modelo que permita la enseñanza-aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes vinculados a la asociación; desarrollar un proceso productivo que garantice la calidad de los productos elaborados; capacitar semanalmente a grupos de 15 jóvenes en la elaboración y comercialización de los productos; generar excedentes que garanticen la continuidad del programa y contribuyan a su maximización en beneficio de los objetivos sociales de la Fundación; fortalecer los nichos de mercado objetivo, para propicien la producción en los volúmenes suficientes optimizando la capacidad instalada; posicionar nuestra panificadora en el mercado objetivo; llegar a las comunidades más necesitadas con un producto nutritivo y al alcance de sus posibilidades económicas.